"Caos y orden"
Luis Ardevínez
Fecha:

28 de junio / 28 de julio de 2018

Descripción:

Luis me pide que escriba sobre arte, y no es fácil la locuacidad cuando se quiere trasmitir lo evidente. El arte, en general, es la manipulación de la materia, física o espiritual, para transformarla en algo con sentido. Este debe ser estético o no, y comprensible o no. Estos “no” obedecen a la paradoja de lo cambiante de nuestras apreciaciones y gustos. Es arte universal, cuando esos criterios no varían y permanecen atemporalmente. Pero creo que Luis no quiere que me exprese desde la metafísica del conocimiento del arte, de la filosofía de la validez y calidad, creo que él prefiere por su idiosincrasia que me refiera a la humanidad táctil y cercana. Pero claro, ¿no es eso lo sublime?. El artista tiene en sus manos la obligación de rescatar de lo más profundo de los materiales su alma sumergida. El resultado será tal, cuando sientas un deseo irrefrenable de tocar. Te dará mucho miedo acercar la mano, que retirarás de inmediato temblorosa. Sentirás respeto, porque sabes que puede estar cálida y notar su palpitación sería realmente estremecedor. Y es así, porque en el arte, aunque algunos lo crean, no todo vale. La magia debe fluir casi imperceptible, porque es trasparente. Porque lo obvio queda exento de análisis, porque es eso, una verdad absoluta y no tiene que ser explicada; al menos para la persona que disfruta. Cuanto más necesite una obra de arte un por qué, menos sentido tendrá. Es por todo esto que mi amigo Luis cumple con los requisitos y puede ser considerado como artista, aunque yo preferiría llamarlo “obrero del arte”, por su enorme capacidad de trabajo en aras de la creación. Luis toma la materia, la que sea, y le despoja de su condición inerte insuflándole espíritu y regalándole vida y presencia. Su trabajo es enormemente atractivo, por estético y sobre todo por comprensible. La maravilla del proceso creativo toma en sus manos todo un códice de principios fundamentales de nuestros conocimientos más ancestrales. La maternidad, los antepasados, lo inerte, la fauna y toda una extensa temática que viene y va; unida por el hilo conductor de la materia. El material vivo. Creo que Luis hace trampas y aprendió en algún momento el idioma cósmico en el que se expresan las materias y le susurran que quieren ser, y el los escucha complaciente para regalarles ese maravilloso destino. Esencia, arte y material. Mucho, muchísimo trabajo e implicación. Mucho amor repartido. Sin duda sobran todas las palabras, porque Luis nos presenta su arte…

CÁDIZ  Septiembre 2017
Mayayo de la O, Artista

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
FUNDACIÓN MUTUA LEVANTE